Gastos de libre disposición deberían bordear los US$600 millones

El senador de la Democracia Cristiana recalcó que el gasto público “tiene que manejarse con mucha responsabilidad fiscal. Tiene que ser equilibrado”

sdsadSu figura como experto en materias presupuestarias y fiscales, hacen del senador Andrés Zaldívar (DC), un hombre indispensable a la hora de analizar los presupuestos cada año. Para este erario 2014, reconoce que la expansión no será mucha, y apuesta a que en los recursos de libre disposición, haya un buen margen para el próximo gobierno.

¿Qué esperan para la Ley de Presupuestos 2014?

-Es muy difícil hacer una estrategia para ver cómo está, porque va a depender de su contenido, pero hay cosas esenciales, y lo primero que hay que revisar es que el cálculo de ingresos esté sustentado en base bastante reales y que no esté ni sobreestimado ni subestimado. Para eso habrá que revisar las fuentes de dónde se calculan los ingresos de materia tributaria y otros. Eso te lleva a ver si el presupuesto está debidamente equilibrado y financiado con el monto de los gastos que se propongan.

Dado que este presupuesto será ejecutado en su gran mayoría por un gobierno diferente al que lo propone, ¿qué esperan de los recursos de libre disposición?

-Como ha sucedido en otros casos, hay un partida que da flexibilidad para el gobierno que accede (al poder) a objeto de hacer esos gastos o inversiones previas en un primer momento. Y para eso habrá que ver que en el tesoro público haya un margen de disponibilidad que nosotros estimamos debería ser en el mismo porcentaje con el presupuesto que se aprobó en el último periodo de Michelle Bachelet y que fue el que aplicó el presidente Piñera al inicio de su gobierno. Nosotros calculamos que eso debería bordear unos US$600 millones, y que en ese tiempo fue el equivalente a US$300 millones.

Un tema que cruza la discusión presupuestaria de todos los años es dar más recursos para áreas sensibles a la ciudadanía, ¿cómo ve eso?

-Habrá una presión muy fuerte en dos temas, que es educación y salud. En educación saber, por ejemplo, cuántos son los recursos que se destinan especialmente al financiamiento de la educación pública, tanto a nivel preescolar, básico, medio, técnico-profesional y superior. Y en el tema de la salud, normalmente hay una mayor exigencia de recursos con motivo de la atención primaria y el acápite de salud para las municipalidades.

Respecto a salud, ¿cómo se enfrentará el tema de la subejecución de recursos en inversión de esa cartera?

-Ahí hay que hacer presente cuáles son las razones por la cuáles muchas veces se subejecutan las inversiones que están aprobadas para el presupuesto del año en ejecución. Para el caso del Ministerio de Salud, en dos años seguidos ha aparecido con una ejecución mucho menor que el presupuesto que está aprobado; ahí hay que pedir la debida información de por qué se produce este tema.

Y en relación al gasto público, ¿en cuánto debería aumentar para este otro año?

-En esto soy muy claro y categórico en que el presupuesto tiene que manejarse con mucha responsabilidad fiscal, o sea, tiene que ser un presupuesto equilibrado en los parámetros en los cuales se calcula. La mayor proporción de ingreso es porque se tiene que ver cuánto es el crecimiento tendencial -que está calculado entre 4% y 4,5%, aunque yo creo que con piso de 4%- y también con el precio futuro del cobre, que es un elemento muy determinante en materia de ingresos desde el punto de vista fiscal.

Al parecer no será muy expansivo…

-Ya sabemos que el gobierno va a plantear un presupuesto en que va a respetar un déficit estructural de 1%. Nosotros hubiéramos querido que hubiese sido mejor que esa propuesta. Creo que este gobierno ha ahorrado poco en relación con la mayor cantidad de recursos que ha tenido durante su cuatrienio.

Facebook Twitter Email

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website