08/06/2010 Incorpora causales de inhabilidad para ser candidato a diputado o senador.(En tramitación)

Proyecto de reforma constitucional, iniciado en Moción de los Honorables Senadores señores Zaldívar, Escalona, Gómez, Lagos y Longueira, que incorpora causales de inhabilidad para ser candidato a diputado o senador.

El estatuto de los diputados y senadores, así como los requisitos para postular a dichos cargos, se encuentran regulados en la Constitución Política de la República.

Al respecto, los artículos 48 y 50 de la Carta Fundamental establecen, como requisitos comunes para ser elegido diputado o senador, respectivamente, ser ciudadano con derecho a sufragio, tener cumplidos veintiún o treinta y cinco años de edad, según el caso, y haber cursado la enseñanza media o equivalente.

Por su parte, el artículo 57 de la Carta Fundamental establece las inhabilidades para ser candidato a diputado o senador, contemplando un catálogo de autoridades que no pueden postular a dichos cargos dentro del año inmediatamente anterior a la elección, entre las cuales se encuentran los Ministros de Estado, los intendentes, los gobernadores, los alcaldes, los consejeros regionales, los concejales y los subsecretarios.

Esto significa que, para que alguna de estas autoridades se pueda presentar como candidato a diputado o senador, debe renunciar a su cargo un año antes de la elección.

Sin embargo, los Secretarios Regionales Ministeriales y los Jefes de Servicio, que constituyen la máxima autoridad en el órgano que dirigen y cuya misión fundamental es la coordinación y ejecución de políticas públicas, respectivamente, no poseen restricción temporal alguna que los inhabilite para presentarse como candidatos a diputado o senador.

Es en este contexto, que resulta necesario eliminar todas aquellas circunstancias que puedan significar algún tipo de reproche desde el punto de vista de la transparencia, eventuales conflictos de interés, y el respeto de principios propios de un Estado de Derecho democrático.

Un aspecto esencial en este ámbito es el de las inhabilidades, que constituyen prohibiciones para que determinadas personas puedan ser elegidas para desempeñar un cargo de elección popular. Dichas inhabilidades pueden ser absolutas, si consisten en la falta de alguno de los requisitos que la Constitución señala para ser elegido diputado o senador, y relativas, si afectan las candidaturas y el ejercicio del cargo parlamentario; estas últimas pueden ser, a su vez, preexistentes, si impiden ser candidatos a parlamentarios, y sobrevinientes si determinan la cesación en el cargo de diputado o senador y que se producen, obviamente, una vez que el parlamentario ha empezado a ejercer el cargo.”

Precisamente, el artículo 57 de la Constitución Política de la República hace una enumeración taxativa de las inhabilidades relativas que afectan a los parlamentarios. El objeto de esta norma, según parte de la doctrina, es asegurar la independencia del elegido en relación a los intereses económicos capaces de coartar su libertad o la fuerza de propósitos necesarios para el ejercicio de los cargos de representación popular en democracia.

Para otros, su fundamento no radica exclusivamente en el principio de separación de poderes, sino que además, “en el propósito de evitar la intervención gubernativa sobre el cuerpo electoral, que pudiera ejercerse en beneficio de esos altos funcionarios, con todos los elementos de influencia que provienen de la índole de sus facultades”.

Lo anterior resulta plenamente aplicable a todos aquellos casos en que el principio de no intervención se encuentra como una regla limitativa atendida la naturaleza del cargo respectivo.

De ahí que nos parezca fundamental extender la inhabilidad contemplada en el artículo 57 de la Carta Fundamental a los Secretarios Regionales Ministeriales y a los Jefes de Servicio. De lo contrario, podría suceder que éstos durante la campaña electoral continúen ejerciendo su cargo, distrayendo gran parte de su tiempo en ella, con la consiguiente afección a la calidad y regularidad del servicio que deben prestar a la ciudadanía. Asimismo, su permanencia en el ejercicio del cargo permitiría que el Secretario Regional Ministerial y el Jefe de Servicio, en su caso, tuviera una posición preferente a sus competidores, toda vez que podría desplegar las acciones propias de su cargo a favor de su candidatura.

En razón de lo anterior vengo en someter a vuestra consideración un proyecto de reforma constitucional, que tiene por objeto incorporar a los Secretarios Regionales Ministeriales y a los Jefes de Servicio dentro de las autoridades que no pueden ser candidatos a diputado ni a senador dentro del año inmediatamente anterior a una elección.

En consecuencia, el Senador que suscribe viene en presentar el siguiente:

Proyecto de Ley

Artículo único: Incorporase en el numeral 2) del artículo 57 de la Constitución Política de la República, antes del punto y coma (;) la frase “, los secretarios regionales ministeriales y los directores nacionales y regionales de servicios públicos”, sustituyendo la conjunción “y” que antecede a la expresión “los subsecretarios” por una coma (,)”.

ANDRÉS ZALDÍVAR LARRAÍN

SENADOR

Facebook Twitter Email

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website